Loading...
Actualidad

7 trucos para evitar el síndrome del pijama siendo freelance

Si eres diseñador freelance seguramente habrás montado tu pequeño estudio de diseño en casa para ahorrar costes. Trabajar desde casa tiene muchas ventajas: evitas desplazamientos y atascos de tráfico, no gastas en un alquiler, puedes comer en tu comedor e ir a tu baño 😉 Pero no todo es un jardín de rosas.

Yo personalmente trabajo en oficina en formato coworking pero cuando me hice autónoma (y todavía en algunas ocasiones) trabajaba desde casa así que he vivido en mis propias carnes los inconvenientes que puede tener esta opción. Ser productivo en casa suele ser bastante más difícil y hay que saber organizarse muy bien para no caer en el famoso “Síndrome del pijama”.

síndrome del pijama

¿Qué es el Síndrome del pijama?

Y te preguntarás ¿qué es ese Síndrome? Pues igual no te has parado a pensarlo pero seguro que cuando te lo cuente te sentirás muy identificado.

La verdad es que el propio nombre es bastante descriptivo. Cuando trabajas en casa puede llegar un punto en el que te levantes y te pases el día trabajando con el pijama puesto como si se tratase de un domingo porque no tienes intención de salir a la calle.

Es una manera de decir que si no tenemos disciplina y organización podemos acabar el día entero trabajando delante del ordenador y sin hacer nada más o incluso mezclar la vida personal y la profesional: hacer la comida mientras hablas con un cliente, colgar la ropa en un huequito y luego volver a redactar un email, llamadas de familiares a casa, descontrol con los horarios, procrastinar y alargar tareas…

Así que aquí van una serie de trucos o consejos para poder ser super productivo trabajando en casa y no acabar aborreciendo estar encerrado todo el día delante del ordenador.

1. Lo primero: una ducha y ropa de calle

Siempre, siempre y siempre según te levantes de la cama vete directo a la ducha y después vístete y prepárate como si fueras a ir a una oficina a trabajar, aunque no tengas intención. Esto te obligará a darte cuenta a ti (y a las personas que viven contigo) que aunque estás en casa estás trabajando.

2. Ten un horario con descansos

Ponte un horario de oficina, puedes tener flexibilidad (para eso eres autónomo) pero intenta no pasarte de horas. Si trabajas en un horario concreto te obligarás a cumplir con los objetivos que tengas ese día y no alargarás tanto las horas de trabajo. Muchas veces se puede hacer más en 6 horas de trabajo que en 10. Te lo digo por experiencia. Si es necesario pon un cartelito con el horario en la puerta de tu despacho y haz que se cumpla tanto por tu parte como por la de tu familia o compañeros de piso.

Y por supuesto, márcate descansos cada cierto tiempo. Descansar es primordial para ser productivo y en nuestra profesión es indispensable para ser creativo

3. Evitar la procrastinación

Estando en casa es más fácil distraerse con mil cosas y acabar postergando tareas o lo que es lo mismo procrastinando. En mi blog te doy unos consejos para evitar este mal hábito y ser más eficiente TÚ TAMBIÉN PROCRASTINAS ¡Y LO SABES! TE DOY 4 CONSEJOS PARA EVITARLO

4. Marca objetivos diarios y cúmplelos

Identifica qué tareas tienes que hacer cada día sí o sí y hazlas. Dedica 10 minutos todas las tardes, antes de terminar tu jornada a crear una lista con las tareas que tienes que completar al día siguiente. Con un plan será más fácil conseguir tus objetivos aunque tengas interrupciones.

5. Sal de casa

Cuando termines tu jornada sal de casa. Esto te ayudará a separar tu horario de trabajo de tu vida personal. Queda con amigos, haz recados, sal a correr o al gimnasio o simplemente sal a pasear o tomar un café.

6. Mantente sano

Bebe mucho agua durante el día, la deshidratación afecta al redimiento. Lo mismo que la alimentación y el ejercicio. Ten en cuenta que trabajamos muchas horas sentados y tenemos que cuidar cuerpo y mente. Si no te entusiasma hacer ejercicio intenta hacer pequeños descansos para estirarte y pasear aunque sea hasta el baño. Relájate y disfruta mientras diseñas. Ponte buena música, lee algo que te inspire y hazte una comida sana y rica.

7. Ayuda y respeto familiar

Uno de los grandes problemas de trabajar desde casa aparece cuando vives con más gente, familia o compañeros de piso. Ya te he dado alguna pauta en los puntos anteriores pero es importante que tengas una conversación con quien compartas piso para que comprendan tu situación y respeten tu espacio y horarios. Si además tienes hijos pequeños, intenta que entiendan tu postura. Puedes hacerlo como un juego con carteles con un diseño creativo de “no molestar” o “llamar primero”.

Estos son algunos de mis trucos para ser productiva cuando trabajo en casa. No es fácil pero es posible si pones de tu parte y también ponen de la suya las personas que te rodean.

Escrito por Laura López
Soy diseñadora gráfica y web autónoma y en mi blog comparto “consejos demostrados para diseñadores freelance que quieren elegir a sus clientes” visita mi web en lauralofer.com
Consejosvpara diseñadores freelance

5 comments
  1. Luis Campos

    Tienes toda la razón, he trabajado en casa como en oficina y en ambas es importante la disciplina, es dificil con los chicos en casa y ser quien se encarga de ellos, pero al momento en que estan en el colegio, cambia el ritmo y me dedico al trabajo.
    Buen artículo, Gracias!

    1. Laura

      Yo también trabajo algunos días en casa y otros en la oficina y la verdad es que cada opción tienes sus ventajas e inconvenientes. La clave como tú dices es la disciplina y la organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *